BOLETÍN DE LA FACULTAD DE MEDICINA – 2019 – N° 10

REFLEXIONES DEL SIMPOSIO “ATENCIÓN PRIMARIA DE SALUD EN EL PERÚ: A CUARENTA AÑOS DE LA DECLARACIÓN DE ALMA-ATA”

en Edición N° 5/UNIVERSIDAD Y FACULTAD

El Dr. Héctor Pereyra, docente del departamento académico de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Facultad de Medicina de la UNMSM, realizó las reflexiones finales respecto a lo desarrollado en la jornada académica.

Primera reflexión
Tiene que ver con la trascendencia de la declaración de Alma-Ata sobre la Atención Primaria de Salud, la cual es un hito de la salud entendida básicamente como un derecho humano y como bienestar. Alma-Ata surge como una respuesta de los pueblos del mundo que necesitaban hacer escuchar su voz frente a las dos hegemónicas superpotencias, plantear sus intereses y sus demandas, proponiendo un nuevo orden internacional, una sociedad más justa, una sociedad más equitativa coherente con los postulados de tener mejor salud para todos, porque solamente con un nuevo orden internacional y con la presencia masiva de los pueblos del mundo, de los pobres en particular, es que podría darse la justicia social, la cual es la base para que haya salud. Alma-Ata no es solamente un movimiento sanitario y un hito en la salud pública, sino que es parte de una lucha por más justicia y equidad que todavía embarga a nuestros pueblos .


Segunda reflexión
A partir de Alma-Ata, incluso antes y fundamentalmente después, se puede observar grandes e importantes avances en todo el mundo, hay experiencias, antecedentes que se llevaban a Alma-Ata que después han continuado y eso hay que relievarlo y ponerlo sobre el tapete porque consideramos que es válido mantener los principios y mantener las actividades fundamentales de la Atención Primaria de Salud. Sin embargo, ha habido limitaciones, una de las principales limitaciones -porque no se ha avanzado todavía más- es el tema conceptual, incluso ahora mismo hemos visto varias limitaciones en la Atención Primaria de Salud.

El tema conceptual muchas veces por intereses, pero también por desconocimiento, ha estado girando en algunos tópicos que no transmiten lo que se quiso discutir y difundir con la declaración de Alma-Ata. Por ejemplo: acaso plantea servicios esenciales básicos para pobres, evidentemente, no. Pero, bajo ese concepto hemos estado todavía trabajando en algunos niveles. Se ha desarrollado la Atención Primaria de Salud como actividades de programas verticales de salud aislados sin tocar el problema de fondo, también se ha equiparado la labor del personal de salud de Atención Primaria de Salud con el primer nivel de atención. Si bien es cierto que es un nivel de atención de encuentro a nivel cultural entre la medicina occidental, personificada por el médico y la medicina popular o tradicional, de los pueblos implica, no es que se dé en el primer nivel de atención, sino que atraviesa todos los niveles del sistema de salud y forma parte del núcleo central del mismo. Finalmente, sobre el objetivo del autocuidado de la salud, orientar a las personas para que cuiden su salud, si bien eso da frutos importantes, Alma-Ata no plantea simplemente la educación de la salud para que cada uno se cuide, ese es un pensamiento liberal-individual que dice poco de la solidaridad y de la colaboración que debe de caracterizar un sistema de salud integral.

Más bien qué cosa sí es APS, es una estrategia, una manera de alcanzar un objetivo de mejorar la salud, lograr el nivel más alto de salud para todos. Por eso mismo, la propia declaración de Alma-Ata nos señala la diferencia que hay entre salud y atención de salud. Establece los prerrequisitos de la salud, establece la paz, la justicia, la educación, la alimentación, el saneamiento, etc., que después serían conocidos como determinantes sociales de la salud. Sin condiciones de vida digna, no hay salud.

Tengamos presente esto, Alma-Ata nos dice la Atención Primaria de Salud es el centro del sistema de salud, traviesa todo el sistema de salud y no solo un programa o solo un nivel; pero además es la base del desarrollo social porque cuando hay condiciones de vida y salud, hay desarrollo. Tomar en cuenta esto es ser realmente los herederos de Alma-Ata y eso es lo que queremos dejarles a los estudiantes de Ciencias de la Salud.


Tercera reflexión: Alma Ata cuarenta años después
Ya nuestro ex ministro Oscar Ugarte lo ha planteado muy bien, lo que queda de Alma-Ata son sus principios y valores, que no se pierdan, sino que se incorporen dentro de todas las metas globales de la comunidad internacional para lograr reducir la pobreza, eliminar el hambre, mejorar la educación etc.

Los objetivos de desarrollo sostenible. Si nosotros propugnamos que se lleven a cabo los objetivos de desarrollo sostenible y otros acuerdos internacionales más, que también están alineados al 2030, entonces estaremos dando vida a Alma-Ata, por ejemplo, el Marco de Sendai, el Acuerdo de París y otros acuerdos internacionales que juntamente con los Objetivos de Desarrollo Sostenible están planteados al 2030. Eso es lo que se tiene que enseñar en las universidades y eso es lo que se tiene que forjar en los estudiantes.


Cuarta reflexión
La última reflexión: la academia, que la Dra. Mazzeti y otros ponentes han señalado, tiene un rol importante, debe hacer una revolución no solo una reforma y todos tenemos que participar, todos los que estamos aquí, casi tan importante como la celebración de los 40 años de Alma-Ata es la celebración del acuerdo entre Cayetano y San Marcos para trabajar juntos, tenemos que sumar esfuerzos e incorporar a otras facultades de ciencias de la salud. Esto no debe quedar aquí tenemos que plantearnos la pregunta qué estamos formando ahora y qué profesionales de la salud debemos formar en la parte académica, en la investigación y la responsabilidad social. Solo así aportaremos como academia a este gran logro que significa Alma-Ata, enfrentar a lo que viene en el futuro y cumplir lo que nos señalaba el Dr. David Tejada: Trabajar para todos y con todos de una manera integral.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Lo último de Edición N° 5

EDITORIAL

La conferencia internacional de Alma-Ata marcó un hito en la historia de
Ir Arriba